Happy Birthday 2338813 1280

«Cumplir años», dicho así parece una meta: llegar a determinado día y ver qué objetivos lograste. Este es un escrito que escribí hace unos años y creo que muchas veces cuando cumplimos determinada edad hacemos dicho raciocinio.

Mi acta de nacimiento dice que hoy cumplo 26 años. Eso quiere decir que estoy empezando a vivir mis 26… Y yo que todavía no asumí los ¡25! Tal vez debería haber empezado explicando que hubo un tiempo en que no esperé cumplir ni 20 por razones turbias que no vienen al caso; lo cierto es que a partir de esa fecha dejé de sumar años en mi cuenta y empecé de cero, así que en realidad estoy en el 3er año de mi nueva vida, que suena muy literario, muy poético y muy de persona falta de cordura… ¡Pero así soy yo! Aprendí a vivir para mi, sin pretender nunca agradar a nadie.

Algo más que he aprendido —seguramente mucho más de lo que pienso— y, también, habré desaprendido muchas cosas pero aún no me doy cuenta.

Sé que soy difícil de descubrir y que es pura responsabilidad mía. Sé que no sé cómo cambiarlo y creo que no es muy importante. Sé, también, que siempre es un buen momento para cambiar. Crecí desarrollando una falsa perfección hasta que un día me asumí imperfecta y ya no me castigué por los errores.

Lucho todos los días para no volver sobre los errores pasados sabiendo que a veces es necesario recorrerlos más de una vez para convencernos de lo que no. Sé que estoy llena de errores, pero oye…Que también estoy llena de virtudes.

Sé que soy una Ariana detallista y minuciosa, exigente conmigo misma y aún más con los demás, soy de actuar de momento, me cabreo en un pin plás, y así mismo se me pasa. Igual sé que no soy fácil de convencer porque creo que las relaciones se sostienen mejor sobre las diferencias. Sé que me gustan las cosas caras y la gente simple. Igual sé que me enamoro de los complicados. Me enamoro de los detalles y de los hombres que logran que me calle (¡cosa difícil!).

Sé que hablo mucho y sin embargo cuando la gente que quiero se rompe de dolor no puedo hacer otra cosa que abrazarla porque quedan cortas las palabras.  Sé que tengo los ojos más expresivos del mundo y que dicen mucho más de lo que creo. Sé que me ponen en evidencia.

cumple años

Creo que la mejor evidencia es decir la verdad. Y que es necesario callar cuando es preciso. No tengo pertenencia con los lugares pero sí con muchas personas. Sé que estamos de paso y que coincidir con alguien es un lujo que no debe desperdiciarse. Seguramente más de uno me condene por mi falta de apego o frialdad muchas veces. Serán muchos más los que me condenen por cosas peores. Pero otros me amaran por tantas otras.

Tengo la ilusión de que, cuando no coincidamos más, me recuerdes por algo que te robe una sonrisa. Creo que, con el tiempo, soy un bonito recuerdo. Sé que la bohemia me juega en contra. Y el raciocinio, también. Sé que cuando siento, no pienso. Creo que está bien que así sea. Sé que me enamoré alguna vez. Y que esperanza es confiar en que sucederá de nuevo. Sé que soy incondicional con todo lo que amo e inflexible con lo que me decepciona. Se que la inflexibilidad me dura poco porque vuelvo a creer. (aunque no se note)

Prefiero pecar de inocente (a veces) a vivir desconfiando de todo ( la mayoría de veces, ¿contradictorio no?)
Sé que me niego a perder la inocencia en creer en la gente y creo que se puede madurar sin crecer. Creo que maduré de golpe y no me victimizo por ello. Sé que morí demasiadas veces y ahora sólo me resta vivir. Creo que vivir no es acumular años.

Me pone de malhumor cumplir años, pero me molesta mucho más ver los años pasar sin hacer nada.
Sé que a veces dejo la vida pasar. Pero creo que todavía tengo tiempo.  Sé que, a veces, saber no sirve de mucho.
Pero Creo, sobre todo, en mí. Y obro en consecuencia. ¡Feliz cumpleaños a mi!