en General, Inspiración

Puedes llorar 3 días…

Me fascina horroriza la facilidad que tenéis para llamar novio/a a dos polvos y como dice una buena amiga “Vuestra facilidad para emparejaros me resulta tan asombrosa como escalofriante”.

Que está claro que a un tío hay que llorarle tres días y al cuarto te pones tacones y ropa nueva, que no se puede ni se debe, recrearse en la pena pero joder, sí sufrirla. El momento de estar con una misma de encontrar tu eje, de saber lo que realmente quieres. Por supuesto en ese momento puedes follar, incluso siempre con el mismo, faltaría más que no lo hicieras, pero no confundáis los “quiero dormir contigo” con los “no quiero dormir sola”, os lo ruego. Porque el AMOR tiene una ruta, que sería:
Continuar leyendo