champú dolores promesa opinión

Los que me conocéis sabéis que tengo una relación de amor muy especial con la firma española Dolores Promesas. Y esa relación me hace llevar a probar todo lo que lanzan al mercado. champú dolores promesa opinión

Así que cuando se me dio la oportunidad de probar algunos productos de su recién estrenada línea de belleza, no dudé en aceptar. Y de esta manera cayeron en mis manos dos de sus productos capilares estrella: el champú para cabellos castigados y el acondicionador instantáneo de Dolores Promesas.

Tras meses usando,  ahí va mi veredicto:

El packaging

Lo primero que llama la atención, como es lógico es el packaging que es muy fiel a la identidad de la marca, con un toque retro y al mismo tiempo folclórico gracias a esos lunares tan característicos de la firma. A la gente que compra con los ojos la tienen más que ganada. Y a las que adoramos comprar objetos bonitos de uso cotidiano, para que además de usar nos sirvan para decorar, nos tienen enamoradas.

Además cada producto viene con un eslogan que intenta definirlo, en el lenguaje de Dolores. Por ejemplo, el champú de cabellos castigados viene acompañado de la frase “Cabello recién restaurado”, mientras que en el acondicionador instantáneo, el eslogan elegido es “Me gusta y me resuelve”.

Champú Cabellos Castigados de Dolores Promesas

La idea de probar el champú cabellos castigados me pareció perfecta pues recibí el producto en septiembre, justo a la vuelta de las vacaciones de verano. Y sí, en septiembre es cuando nuestro cabello está más castigado por los excesos de exposición al sol, al cloro y al agua del mar. champú dolores promesa opinión

Mi pelo pedía a gritos un corte reparador (cosa que no hice) y, a continuación, un tratamiento regenerador para recuperar la hidratación perdida. Y aquí es donde Dolores se volvió a cruzar en mi camino.

He leído algunas reseñas de este producto que se centran en su aroma pero, sinceramente, no creo que precisamente destaque por eso. El champú desprende un agradable aroma cítrico pero, como os digo, no me parece que sea un detalle que llame mucho la atención.

Lo importante es que su ingrediente estrella es la keratina por lo que se asegura que nutre, hidrata, da brillo y protege al cabello desde el primer lavado. Y además no tiene parabenos.

En mi caso, tras un meses probándolo, reconozco que mi pelo está más fuerte por lo que a la función de nutrición e hidratación le doy un 9. En lo que no he notado un cambio significativo es en el brillo por lo que le doy un 7.

Por un PVP de 3,95€ merece la pena probarlo. A la venta en Carrefour, Hipercor, Alcampo y tiendas de Dolores Promesas.

Acondicionador Instantáneo de Dolores Promesas

Por otro lado, del acondicionador instantáneo sí puedo decir que ha sido todo un descubrimiento. Os cuento el porqué: Yo siempre he sido de llevar el pelo largo. Me veo más favorecida, forma parte de mi identidad y además, me resulta más cómodo y fácil de mantener (aunque por cosas de la vida, hace una semana he decidido darle tijeras).

El acondicionador instantáneo se utiliza después del lavado, con el pelo limpio y húmedo (incluso seco) y no necesita aclarado. Y su mayor virtud es que me aplico un poco de su contenido y en cuestión de segundos, consigo desenredar todo mi pelo. Y creedme, tengo mucho pelo y se me enreda solo de mirarlo.

Su publicidad dice que al contener aceite de argán y keratina su mayor virtud es que aporta un extra de hidratación y nutrición. No sé si será una consecuencia de esto, pero lo que sí sé es que ha nacido un nuevo producto indispensable en mi selección de productos capilares.

Por un PVP de 3,95€ os animo a que vosotras mismas comprobéis la veracidad de mis palabras. A la venta en Carrefour, Hipercor, Alcampo y tiendas de Dolores Promesas.

Fin.

champú dolores promesa opinión

champú dolores promesa opinión