Buscar...
TOP
General Inspiración

El amor no es apto para vagos

El Amor No Es Apto Para Vagos

En una ruptura hay siempre dos fechas: aquella en la que oficialmente se dice “hemos terminado” y aquella en la que la llama empieza a apagarse y decidimos no hacer nada para reavivarla. Aquella en la que se anuncia la muerte y aquella en la que se asiste al funeral. Si es que el amor no es apto para vagos.

Recuerda siempre esto: Tu historia no acabará el día que decidas no volver a verle o no volver a llamarla. Tu historia ha terminado hoy mismo si, por el motivo que sea, has dejado de luchar.

Quitando el espacio exterior (donde no existe fuerza de rozamiento) todo cuerpo en movimiento tiende al reposo. No importa lo fuerte que lances la piedra o la cantidad de pólvora que añadas a tu bala, si por el camino no imprimes más fuerza, terminarán por detenerse. Nada escapa a esta ley, ni siquiera el amor. Por muy ardiente que se presentara al principio –por muy intenso que fuera el enamoramiento–, si cada día no preparas leña, no te hinchas los carrillos y soplas como si vuestra unión fuera fuego, esta se apaga.

Seamos claros: el amor no es apto para vag@s, perezosos y aquellos que esperan vivir de las rentas. El amor es para los y las que se esfuerzan, se entregan y hacen del presente cimientos para su futuro. De nada sirve que en las primeras citas elijas tu mejor camisa, tu mejor perfume o tu mejor sonrisa y que, pasado un tiempo, decidas hacer del chándal tu vestuario principal. Si para enamorar sacabas lo mejor de ti, ahora no vale racanear.

El Amor No Es Apto Para Vagos2

Resulta sencillo entregarse sin reservas en los primeros momentos de la relación. Las cosquillas de la tripa, la dopamina de la cabeza, la ilusión del corazón… todo empuja y se alinea para convertirnos en auténticos y autenticas conquistadoras. Sin embargo, es cuando la fuerza del enamoramiento decrece cuando surge el desafío y se desvela quién es quién. Decía Fernando Savater que la diferencia entre un soldado y un guerrero es que mientras que los primeros aman la victoria, los segundos aman la batalla. Algo parecido ocurre en las relaciones amorosas. Es tras el periodo de máxima intensidad cuando se distingue a los casanovas o donjuanes de los verdaderos amantes; los que solo se esfuerzan para conseguir y los que lo hacen, además, para conservar.

¿Vas o no vas?

Quizá hemos empezado demasiado rápido y nos hayamos olvidado de la pregunta más importante: ¿Realmente quieres estar con ella? ¿De verdad quieres continuar con él? Porque igual lo que ocurre es que no quieres y solo estés tratando de evitar la soledad o que tu pareja pueda estar con otra persona… Por eso, antes de nada, respóndete y, sobre todo, respóndele. Sin dependes ni divagaciones. O sí, o no.

Si la respuesta es ‘no’, échate a un lado de una vez y deja de jugar. ¡Los corazones no son balones! Sé sincer@, di “no quiero estar más contigo”, “que te vaya bonito” o lo que te parezca, pero deja que la otra persona busque su felicidad sin ti. Ahora bien, si la respuesta es sí, si de verdad crees que no hay mejor plan que mirar adelante de la mano… ¡Espabila! Deja de esperar el momento perfecto, porque ese era ayer y ya vas tarde. ¡Ponte manos a la obra!

Arréglate como el primer día, compra unas flores (sí, para los chicos también es buen regalo), toca su timbre y sacaos a bailar. Olvida el Whatsapp por una vez, escribe a mano una carta y déjala en su buzón. Recuérdale por qué una cosa tan bonita atravesó un día tu corazón. O compra dos billetes, a cualquier parte… aunque sea un par de días… ¡Largaos de aquí ya! Pregúntale qué tal esa reunión, insulta tú también a su jefe, “¡Menudo cabrón, no sabe apreciar el tesoro que tiene!”. Encuentra la manera de que sienta que estar contigo es el mayor regalo al que pueda aspirar. Que es tu persona. LA persona. Y no lo hagas solo hoy, hazlo también mañana, y pasado, porque en el amor no existe magia, sino acción, y si no pones en ello toda tu alma, seas quien seas… vas a perderla.

Querida amiga, yo no soy la más experta en el amor, pero hay algo que, a modo de bofetón, aprendí una vez: Nadie es irremplazable. Ni tú, ni yo, ni él, ni ella. Así que olvídate de frases como “nunca encontrarás a nadie como yo” o “sin mí no volverías a ser feliz”, porque no son verdad, y si así lo crees, estás muy equivocada. El mundo está lleno de personas maravillosas capaces de enamorar a tu pareja tanto o más que tú, y quizás tu gran suerte haya sido que no se cruzaran en su camino un minuto antes. Pero siguen ahí fuera, aguardando, y, si la cagas, se llevarán el premio que tú, por creerte invencible, has dejado escapar.

En la vida hay muchas formas de perder y no hay nada que nos asegure la victoria o la eternidad. Sin embargo, siempre hay una manera más elevada de, si ha de darse, salir derrotadas, y es habiendo puesto todo nuestro ser en cada experiencia.

No lo olvides nunca. Nadie nos pertenece. Lo más que alcanzamos a tener es un turno, una oportunidad. Si cuentas con esa suerte, aprovéchala. Haz que cada día vuelva a elegirte.

El Amor No Es Apto Para Vagos3

El amor no es apto para vagos

El amor no es apto para vagos

Soy muy fan de compartir todo lo bueno de la vida, así como también lo malo que hay en ella, soy de las que cree que contando tus vivencias el resto puede aprender de lo bueno y de lo malo que hayas vivido, al final nos ayudamos todos, que es lo realmente importante.

«

»

5 COMENTARIOS

  • Rebeca

    Tú lo has dicho:
    “No lo olvides nunca. Nadie nos pertenece. Lo más que alcanzamos a tener es un turno, una oportunidad. Si cuentas con esa suerte, aprovéchala.”
    Mirar la vida desde el balcón no está hecho para los guerreros. Y en temas de amor, o te dejas hasta las pestañas o, como bien dices, algún otro espabilado te adelanta por la derecha. Lo dicho: A DEJARSE LAS PESTAÑAS, LOS OJOS, LAS CEJAS Y HASTA LA CAMISA. Lo que haga falta. Porque si no vale la pena darlo todo por esa persona, ¿para qué estás luchando?

  • Martha

    Hay momentos en los es muy difícil aferrarse a la esperanza e implicarse. Hoy es un días de esos en los que la sonrisa cuesta dibujarla.. Bss

  • Ana

    Cuántas parejas habrá por ahí que rompieron por el miedo o por dejar que el enamoramiento se quedara en los primeros meses.
    La experiencia también es un grado. Sí que es cierto que las relaciones son distintas a los 16, a los 20 y a los 30. Cada principio es igual:te mueres de amor solo con verlo o solo con un sms-es que ya soy vieja y era lo que habia antes jajaj- y todo es muy intenso. .. el comienzo y la ruptura más aún.
    Cuando ya vas madurando a tortas o a desilusiones te das cuenta de que cuando encuentras a una persona que realmente merece la pena (o merece la alegría mejor ) tienes que hacer todo lo posible para que esa persona te acompañe al campo de batalla. La vida no es fácil, la sociedad que nos rodea, la familia, el trabajo y la economía no ponen nada fácil la tarea y a veces te dan ganas de sacar la bandera blanca y decir hasta aquí hemos llegado…. pero entonces llegan las señales del universo, que te ayudan a sacudirte el polvo de la ropa, ayudar a tu pareja a levantarse y a seguir cumpliendo sueños y luchar codo con codo.
    Bueno, lo dicho que me ha encantado y que siempre aciertas! !! Un abrazo

  • Cristina

    he de reconocer que buscando en google respuestas a como me encuentro en este momento (lo se, suena raruno) me he encontrado con tu blog. Y no solo me ha dado respuesta este post (que si por mi fuera, tendria que ser VIRAL) sino porque muchos hombres deberian aprender de lo que bien dices en el. GRACIAS, GRACIAS y mil veces mas GRACIAS. Por decir verdades como punyos y hacerme ver que no me he ido, es que el me ha perdido. He luchado lo que no esta escrito, pero el me ha perdido. Ya te tengo en favoritos y te voy a leer y seguir desde ya. Por cierto a lo de viral, yo ya he puesto mi granito de arena y compartido en Facebook. Que menos!

  • Angeles

    Gracias por recordarnos que todo es una oportunidad, porque ni el amor ni la vida nos pertenece. Gracias por crear un blog de los que vale la pena leer cada día.

    Saludos,
    Ángeles

Déjanos un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Sígueme en @estefmendoza

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies