Sala De Numa Pompilio 4825 745x497

El dúo formado por el matrimonio entre Sandro Silva y Marta Seco está imparable. Los artífices de Ten con Ten, Quintín Ultramarinos y Amazónico, desembarcan en la calle Velázquez con un súper restaurante de cocina italiana en el antiguo local de Iroco. En sus aperturas más recientes tienen el poder de transportarte en un vuelo sin escalas a diferentes partes del mundo, tanto con decoración como con sabores. Es el caso de Amazónico y su selva tropical y el del restaurante que nos ocupa, Restaurante Numa Pompilio.

Toma el nombre del segundo rey de Roma, el que siguió a Remo, sí, el de Rómulo y Remo y la leyenda de la fundación de la ciudad eterna. Cuando entres, te teletransportarás a la Italia más clásica y barroca. La decoración, a cargo del estudio de Alejandra Pombo, consta de frescos de pintura en las paredes, vegetación, espejos… Ostentosa y deliciosa. Tienen una mesa-obrador donde preparan la pasta y la cocina a la vista del comensal. Además de la terraza oasis urbano a la que haremos referencia más adelante.

HABLEMOS DE COMIDA

Si lo que quieres es una pizza cuatro quesos o una pasta carbonara, aquí no lo encontrarás. Por eso decíamos que no es como los demás. Las recetas en Numa son diferentes y beben de “la Italia menos conocida, con productos de verdadera herencia y elaboraciones tradicionales a las que no estamos tan habituados aquí”.

Los platos son auténticos italianos, aunque con influencias de otras partes del mundo, que a mi en lo personal algunas combinaciones muy exóticas no me gustan. Y ¿qué pedir? Para empezar un Vitello tonnato en salsa de atún de Zahara y encurtidos, unas Flores de calabacín, de mis favoritos la Tagliatella de langosta y la Lasagna di Fagiano y de postre recomiendo una Panna Cotta y el Lingote con Helado de yogurt que esta riquísimo!!!!

Restaurante Numa

También tienes opciones de pescados y carne entre las que se encuentra la Orecchiona de elefante madurada. Que no salten las alarmas, no es de elefante, sino una chuleta de ternera empanada. Ojo que es uno de los platos más caros de la carta (66€). De postre prueba uno de sus helados caseros. Los hay de pistacho, stracciatella y gianduiotto, una chocolatina Piamontesa.

¿POR QUÉ IR?

Definitivamente por la terraza y su comida. Es un verdadero edén dentro del asfalto madrileño. Plantas y muebles de forja. Maravillosa. Porque acaba de abrir y ya se ha puesto de moda aunque todavía no es imposible reservar. Si eres de los que se hace la ruta de los restaurantes más nombrados de la ciudad, éste no puede faltar en tu lista. Te codeará con la high class madrileña y extranjera.

EXTRAS

Restaurante Numa

Si eres amante de los vinos, te contamos que además de hacerlo con la comida, la apuesta también ha sido a lo grande con la bodega. Tienen más de 150 referencias de vinos italianos, además de referencias nacionales y extranjeras. Para llevar la batuta de la oferta líquida, han fichado al sumiller Juanma Galán, con varios premios a sus espaldas como el de Mejor Sumiller de Málaga 2013 o el Sumiller Excelente 2015 de la Asociación Madrileña de Sumilleres, y que, hasta la apertura de Numa, era el sumiller del restaurante Ramón Freixa.

EN DATOS

Dirección: Velázquez, 18

Teléfono: 91 685 97 19

Precio medio / persona: 70€ / Sin vino 53€

Horario: Abierto todos los días de 13:00 a 16:00 y de 20:00 a 24:00

Restaurante Numa